miércoles, 13 de abril de 2011

Pequeña satisfacción.

Verle conectado y sentirte feliz por ver su nombre escrito, tras trescientas preguntas iguales sobre ''¿Le hablo o no?'' te decides a dar el primer paso. Tardas tiempo en decidir lo que escribir, cuando estás segura, te llenas de fuerzas y escribes un ''Hola'' como otro cualquiera, que para ti no significa lo mismo que los demás. Por fin te responde y en tu cara se dibuja una sonrisa, una sonrisa sinónima a un ''hola'' en tu diccionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario